30 días. Eso es todo lo que te queda de vida

viernes, 17 de julio de 2015

Les comparto una nota de Daniel TiradoPueden ver más en su blog!  
Viajando sin papel higiénico.
VIVE CADA DIA COMO SI FUERA EL ULTIMO
¡Haz que la obra finalice con aplausos!
¿Qué pasaría si fuera esto lo que hoy te dijera tu médico? Una cifra récord que, estoy seguro, le inyectaría a tu vida -como una bomba en cuenta regresiva- aún más ganas de disfrutar, de amar, de ¡VIVIR!…
Ahora… Ponte a pensar cuán afortunado eres por poder disfrutar la vida que te fue dada y de la que tienes una sola oportunidad para vivirla y de entender que el momento es el YA… el AHORA. No hay otro momento para hacerlo, no es mañana, no es cuando reciba mi próximo sueldo ni cuando me case o me reencuentre con tal amigo de la infancia. ¡Hey! Este es nuestro chance, nuestra última oportunidad. No estamos en un ensayo para poner en práctica después. Sal ya y demuestra de qué estás hecho, respira el aire fresco de las mañanas, saboréalooo y da lo mejor de ti mismo!

Y es a esto a lo que los quiero invitar hoy. Viajeros, estudiantes, jóvenes, padres, emprendedores, soñadores. Tú que me lees: ES AHORA. Que al final, cuando el telón de tu “obra” baje, termine con aplausos y que esos espectadores puedan decir: “¡wow! Esa obra fue maravillosa”. “Esa fue una vida que valió la pena”.
Por eso hoy te sugiero que sueñes en grande y que trates de explotar al máximo el potencial de la vida. Muchas veces todos los talentos que tenemos solo logran salir en un mínimo porcentaje. Viajeros, nuestras capacidades: las tuyas, las mías, son de verdad infinitas, pero estas solo logran salir a flote como la punta de un gran iceberg, que guarda toda su grandeza bajo la superficie del agua.
Por eso, los motivo… NO, qué va. Eso es poco, ¡les EXIJO!, que sean de esos soñadores incansables y luchadores. Que cuando ese mismo telón baje, por lo menos puedan decir: “mira, ahí va aquel soñador, que quizá no alcanzó su sueño, pero murió en el intento. Fue un valiente, loco, decidido y luchador de la vida y merece ser recordado”.
Y es que la vida es como un parque de diversiones: hay personas que prefieren estar en las atracciones más tranquilas, en el carrusel o las tacitas… Pero hay otras en cambio que prefieren las montañas rusas, que buscan estar en lo alto, sentir todas las emociones, llorar, gritar, volar y, en general, sentirse vivos.
Felices viajes.
Ver nota aca



No hay comentarios

Publicar un comentario